El objetivo del entrenamiento Suzuki es volver a situar el cuerpo-mente integrado del actor en el centro del evento teatral. Es una disciplina rigurosa, con influencias diversas del teatro clásico en Japón y Grecia, del ballet y las artes marciales. Los ejercicios están diseñados para arrojar al cuerpo a una posición de desequilibrio donde el actor, con su propio empeño y concentración, descubre su capacidad de expresión. Esta “gramática de los pies” está enfocada a desarrollar la conciencia del centro energético del cuerpo. Es en este centro donde el actor encuentra la energía necesaria para la precisión y la claridad de la expresión de su voz y acción. Sobre todo, en el entrenamiento Suzuki, el actor se enfrenta a través de un compromiso personal con la fuerza emocional y física que necesita para irradiar su presencia en el escenario a cada momento.

Los ejercicios están concebidos como un medio para descubrir una autoconciencia del interior del cuerpo y el éxito del actor en ejecutarlos confirma su capacidad para hacer descubrimientos. El actor aprende a tomar conciencia de las muchas capas de la sensibilidad que hay dentro de su propio cuerpo . . .

El gesto de golpear con los pies en el suelo… da al actor un sentido de la fuerza inherente a su propio cuerpo. Es un gesto que puede conducir a la creación de un espacio de ficción, tal vez incluso de un espacio ritual, en el que el cuerpo del actor puede lograr la transformación de lo personal en algo universal.

-Tadashi Suzuki

El entrenamiento Suzuki, creado por el director japonés Tadashi Suzuki y su Suzuki Company of Toga (SCOT), se ha convertido, a lo largo de los últimos treinta años, en un entrenamiento de referencia para muchos grupos de teatro y centros de formación en todo el mundo. Los entrenadores de Vértico han estudio principalmente con los actores de la SITI Company, muchos de ellos, como la actriz Ellen Lauren, también fueron actores con Suzuki en SCOT.

El entrenamiento Suzuki nos enseña, sobre todo, la manera de estar quieto en el escenario y llenar esa quietud con una energía poderosa y un enfoque nítido. Nos enseña lo que significa ser un actor o actriz una vez que todas los aspectos externos se quitaron (la escenografía, el vestuario, el texto, el personaje e incluso la obra) y lo que significa tener una experiencia que está totalmente enraizada en el cuerpo y la imaginación.


Artículo:

En Busca de la Quietud
por Ellen Lauren

Ellen Lauren en La Abadia Junio 2011